Conócenos

Lydia Malbouires, Dietista Nutricionista

Soy Lydia Malbouires, Dietista – Nutricionista nº de colegiada  CV00906 y estoy aquí para poder ayudarte a mejorar tu alimentación y tu salud con el fin de que puedas cumplir tus objetivos.

Tras varios años de formación y aprendizaje por mi cuenta, decidí dar un paso más y tener mi propia consulta. Una consulta en la que trabajo libremente y con todas las comodidades, pudiendo así aplicar todos mis conocimientos y experiencia adquirida a lo largo de estos años.

Como nutricionista me caracterizo por ser una persona muy cercana, siempre intento que las personas que acuden a mi consulta se sientan lo más cómodas posibles pudiendo crear un vínculo entre ambos que me permita conocer todos sus problemas e inquietudes para ayudarles a satisfaces sus necesidades de la mejor manera.

Para mí lo más importante es que  puedas lograr todo aquello que te propongas y para ello necesitamos la participación de ambos. Tú serás quien me de toda la información para yo poder usar todas las herramientas que más se adecúen a tu situación y poder crear un plan adaptado a tu vida, un plan que te ayude a alcanzar todas las metas que te has propuesto.

Mi trayectoria: cómo he llegado hasta aquí

De madre española y padre francés (de ahí mi enredado apellido), nací en Béziers, en el sur de Francia, pero con apenas 3 meses nos mudamos a un pequeño pueblecito de Alicante, donde crecí y he vivido la mayor parte de mi vida.

Ya desde pequeña he tenido claro que quería estudiar algo relacionado con la salud y poder así ayudar a las personas.

Esta razón y mi pasión por elaborar recetas en cocina, fueron el impulso definitivo que decantó mi decisión por estudiar el grado en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Alicante.

Durante la carrera comencé a cuidar mi alimentación, comencé también a realizar ejercicio físico el cual había abandonado años atrás (me encantaba la gimnasia rítmica y el baile), por lo que decidí apuntarme al gimnasio.

Empecé a notar pequeños cambios, pero no eran los cambios que yo esperaba. Muchas horas de gimnasio, esfuerzo y clases colectivas para un resultado que me sabía a poco.

Cuando empecé a entrenar

Más tarde descubrí el CrossFit, algo totalmente nuevo para mí, un nuevo hobbie que poco a poco me fue cautivando cada vez más.

Transcurrieron los años casi sin apenas darme cuenta y yo ya estaba acabando la carrera, no obstante notaba que esta no me había dado toda la formación que yo necesitaba, puesto que ya por entonces leía y me formaba por mi cuenta para seguir ampliando mis conocimientos.

Por aquel entonces, me centraba sobre todo en cómo podía mejorar mi alimentación en relación con mi entrenamiento y cada vez que estudiaba, más quería ampliar mis conocimientos, así que decidí especializarme cursando dos Expertos Universitarios en Nutrición Clínica y Deportiva.  Además soy cineantropometrista nivel 1 por ISAK  y actualmente estoy cursando el Máster en Psiconeuroendocrinología (PNIE).

Y cuando comencé a competir

Mientras terminaba mis estudios, obtuve un puesto de trabajo en el que pasaba consultas a diario. Sin embargo, veía que no disfrutaba de mi trabajo, por encima, tenía a quienes me mandaban como elaborar las pautas nutricionales siguiendo unos protocolos y me planteaba preguntas como: ¿estoy a gusto con lo que hago?, ¿es aquí donde quiero seguir?

Al mismo tiempo, en el box donde entrenaba, la gente comenzaba a verme y a preguntarme sobre mi trabajo. Mi composición física y mis marcas habían mejorado en muy poco tiempo, pues ya el ejercicio no era solo parte de un ocio para mí, ni tampoco comía solo para estar sana y nutrirme, si no que había adaptado la alimentación para buscar el máximo rendimiento deportivo en mis entrenamientos, haciendo que a día de hoy esté compitiendo a nivel nacional en halterofilia.

Así fue como empecé a pasar consultas en el box. Tomé la decisión de dejar el trabajo que tenía, pues no me llenaba como profesional ni como persona y me di cuenta que trabajar de esa manera fue un error, pero del cual ya aprendí.

Fue de esa manera como decidí centrarme en lo que realmente me gustaba, emprender mi propio camino haciéndolo con mi propio sello de identidad. Así es como llegamos al día de hoy, en el que ya son 2 años desde que abrí mi propia clínica, un lugar acogedor que se sitúa en el corazón de Alicante, un proyecto que nació de los resultados y del feedback que me han ido dado mis pacientes a lo largo de estos años y que en parte gracias a ellos he podido llegar a estar donde me sitúo ahora.

Esther, Dietista

¡Hola! me llamo Esther Ruiz y desde siempre me ha gustado el deporte y la nutrición con un claro objetivo: cuidar y mejorar mi salud. Conforme crecía, había algo que me gustaba todavía más, y era poder ayudar a los demás.

El momento en el que vi claro que necesitaba ayudar a los demás fue con el caso de mi madre. Es una mujer diabética con unos valores de glucosa totalmente descontrolados, a la que el personal sanitario no podía ayudar, ya que no tenían conocimientos en nutrición. Únicamente recibía consejos basados en mitos como por ejemplo galletas María para desayunar y pan blanco para cenar, algo que iba alimentando su patología. Ahí me di cuenta de la importancia de que haya dietistas-nutricionistas en la sanidad pública. Pero como eso no está en mi mano; quiero, por mi propia cuenta, llegar al máximo número de personas posibles para enseñarles a comer de forma saludable y evitar enfermedades como la diabetes.

Había algo que faltaba en un plan nutricional perfectamente pautado, y eso era el deporte. Muchas veces hemos oído que la nutrición es el 70% y el deporte el 30%. No lo veo así. El deporte es tan imprescindible como una correcta alimentación. Fue por ello por lo que empecé a practicar deporte y a meterme en el mundo de mover cosas que pesan. Parece tan simple, pero luego sienta tan bien. Me enamoré de ese mundo y eso me hizo meterme cada vez más y querer ayudar a los deportistas a sacar su máximo rendimiento a través de la nutrición.

Todo esto me llevo a estudiar Técnico Superior en Dietética, además de invertir cientos de horas en formación autodidacta para poder lograr una mayor especialización. Práctica que no tiene fin, ya que un buen profesional no deja de estudiar y actualizarse nunca.

Espero poder ayudarte y acercarte a un estilo de vida saludable que te permita conseguir tus objetivos.

Cuéntame cómo quieres que te ayude, te responderé en menos de 24 horas 🙂

Call Now Button