Casos de éxito

Quédate a leer las historias más conmovedoras de cómo ellos han logrado sus mejores cambios

Miguel Ángel

Tengo 35 años y llevo desde niño haciendo todo tipo de dietas suministradas por dietistas. Tipo de dietas que siempre se come lo mismo, me han llegado a pinchar quemagrasas en el abdomen. Aburrido de comer lo mismo, de perder y coger el doble de peso, de ir de un dietista a otro, pensé que tenía que empezar a que me enseñaran a comer bien ya que había cogido 130kilos. 

Me hablaron de Lydia, y pensé muy desanimado: «vamos a probar otra dieta más de cajón como todos estos años.» Mi sorpresa es que me enseño a comer y sin darme cuenta empecé a perder peso como tenía que perder, poco a poco, sin pasar hambre ni aburrirme de comer lo mismo. Ya he perdido más de 30 kilos y lo mejor de todo es que me ha enseñado a comer bien, no he cogido peso rebote y he pasado de una talla 54 he pasado a una talla 44.

La gente cuando me ve comer y les digo que todo lo que estoy comiendo y puedo comer se sorprende y no se lo cree.«

Fátima, powerlifting

Llevo prácticamente toda mi vida haciendo deporte, sobre todo artes marciales.Desde hace poco más de 1 año empecé con el CrossFit y el powerlifting. Aunque siempre he comido muy sano, y he ido al nutricionista, de cara al verano decidí que quería definir, hablé con Lydia le expliqué lo que buscaba y me entendió perfectamente.

En marzo comenzamos con la dieta y, aunque era una dieta de definición, en ningún momento pasé hambre. Lydia siempre ha estado dispuesta a modificar o intentar buscar alguna alternativa si algo no me gustaba.

Durante los 3 primeros meses de definición entrenaba powerlifting, no solo me encontraba bien entrenando, sino que seguí subiendo máximas y cada día me sentía más fuerte. Lydia consiguió que fuera lo más llevadera posible y que al poco tiempo ya se fueran viendo los cambios, lo cual me motivó mucho para seguir adelante.

Durante todo el tiempo que estuve haciendo definición siempre estuvo a mi disposición para cualquier duda o consulta, y se preocupaba por cómo me encontraba tanto personalmente como a la hora de entrenar. Tengo claro que el día que vuelva a necesitar ayuda o consejo nutricional voy a contar con ella, porque me ha demostrado que es una gran profesional.

Fátima, powerlifting

Llevo prácticamente toda mi vida haciendo deporte, sobre todo artes marciales.

Desde hace poco más de 1 año empecé con el crossfit y el powerlifting. Aunque siempre he comido muy sano, y he ido al nutricionista, de cara al verano decidí que quería definir, hablé con Lydia le expliqué lo que buscaba y me entendió perfectamente.

En marzo comenzamos con la dieta y, aunque era una dieta de definición, en ningún momento pasé hambre. Lydia siempre ha estado dispuesta a modificar o intentar buscar alguna alternativa si algo no me gustaba

Durante los 3 primeros meses de definición entrenaba powerlifting y no solo me encontraba bien entrenando, sino que seguí subiendo máximas y cada día me sentía más fuerte.

Lydia consiguió que fuera lo más llevadera posible y que al poco tiempo ya se fueran viendo los cambios, lo cual me motivó mucho para seguir adelante.

Durante todo el tiempo que estuve haciendo definición siempre estuvo a mi disposición para cualquier duda o consulta, y se preocupaba por cómo me encontraba tanto personalmente como a la hora de entrenar.

Tengo claro que el día que vuelva a necesitar ayuda o consejo nutricional voy a contar con ella, porque me ha demostrado que es una gran profesional.

Merche

Lydia es mi nutricionista! No pude elegir mejor! Me ha ayudado y me sigue ayudando a sentirme bien. Y a recuperar tantas cosas que pensaba que no podía hacer, ejercicio, tengo fuerza, ánimo… me siento joven y más fuerte que nunca y lo mejor de todo con ganas de seguir así!!

Jesús, powerlifting

Llevaba tiempo intentando bajar de peso, pero por mi cuenta no lo conseguía.Conseguí bajar de % de grasa los primeros meses y mejorar la composición corporal para el deporte que practicaba. Al tiempo decidí cambiar de deporte, pasé del muay thai al powerlifting. 

Durante todo este tiempo he conseguido establecer mejores hábitos alimentarios y también seguir un plan específico para cada situación por la que he pasado. Hoy en día mi composición corporal es muchísimo mejor que al comenzar la asesoría con ella. No solo estoy contento con mi mejora a nivel estético si no también a nivel de rendimiento puesto que he llegado a competir en powerlifting.

Lo que creo que ha sido lo más importante es la capacidad que ha tenido Lydia para ayudarme a adaptarme a la dieta para que fuera compatible con mis otras obligaciones (estudiar y trabajar).

Además de entregarte un plan nutricional Lydia está atenta y disponible para consultarle dudas siempre. Por último decir que las recetas que Lydia me incluyó en el plan nutricional se adaptaban a mi tiempo y a mi gusto, por tanto no era aburrido ni laborioso seguir la dieta.

Jesús, powerlifting

Llevaba tiempo intentando bajar de peso, pero por mi cuenta no lo conseguía.Conseguí bajar de % de grasa los primeros meses y mejorar la composición corporal para el deporte que practicaba. Al tiempo decidí cambiar de deporte, pasé del muay thai al powerlifting. 

Durante todo este tiempo he conseguido establecer mejores hábitos alimenticios y también seguir un plan específico para cada situación por la que he pasado. Hoy en día mi composición corporal es muchísimo mejor que al comenzar la asesoría con ella. No solo estoy contento con mi mejora a nivel estético si no también a nivel de rendimiento puesto que he llegado a competir en powerlifting.

Lo que creo que ha sido lo más importante es la capacidad que ha tenido Lydia para ayudarme a adaptarme a la dieta para que fuera compatible con mis otras obligaciones (estudiar y trabajar).

Además de entregarte un plan nutricional Lydia está atenta y disponible para consultarle dudas siempre. Por último decir que las recetas que Lydia me incluyó en el plan nutricional se adaptaban a mi tiempo y a mi gusto, por tanto no era aburrido ni laborioso seguir la dieta.

Lorena, vegetariana

Hace dos años tenía un trabajo muy estresante con muchos cambios en los turnos, haciendo muchas horas nocturnas y descansando muy poco Eso hacía que tuviera los horarios de sueño y de comer poco definidos y que no tuviera mucho control sobre lo que comía. Si bien, la mayor parte de mi alimentación estaba basada en alimentos sanos, al final siempre recurría a opciones menos sanas en situaciones de estrés o de poco descanso. Esto además hacía que rindiera poco en Crossfit, deporte que llevaba practicando varios años.

 Contacté con Lydia con el fin de que me ayudara a cuadrar mejor mi alimentación teniendo en cuenta mis necesidades como atleta vegetariana y mis objetivos a largo plazo. Su trabajo me ayudó mucho a tener una mejor relación con la comida y a poder organizarme mucho mejor la alimentación, controlando las situaciones que antes me alejaban de mi objetivo y por tanto a rendir mejor en el deporte. Además, desde el primer momento te hace sentir cómoda y con confianza en la consulta con una cercanía que facilita mucho el trabajo y la comunicación entre las dos.

Lorena, vegetariana

«Hace dos años tenía un trabajo muy estresante con muchos cambios en los turnos, haciendo muchas horas nocturnas y descansando muy poco Eso hacía que tuviera los horarios de sueño y de comer poco definidos y que no tuviera mucho control sobre lo que comía. Si bien, la mayor parte de mi alimentación estaba basada en alimentos sanos, al final siempre recurría a opciones menos sanas en situaciones de estrés o de poco descanso. Esto además hacía que rindiera poco en Crossfit, deporte que llevaba practicando varios años. Contacté con Lydia con el fin de que me ayudara a cuadrar mejor mi alimentación teniendo en cuenta mis necesidades como atleta vegetariana y mis objetivos a largo plazo. Su trabajo me ayudó mucho a tener una mejor relación con la comida y a poder organizarme mucho mejor la alimentación, controlando las situaciones que antes me alejaban de mi objetivo y por tanto a rendir mejor en el deporte. Además, desde el primer momento te hace sentir cómoda y con confianza en la consulta con una cercanía que facilita mucho el trabajo y la comunicación entre las dos.»

"Mi hija. 15 años. Tenía que perder 16 kilos. Va por 13 y ¿sabéis lo mejor? que todos en casa hemos aprendido a comer como ella, a descubrir los sabores de las cosas y a saber lo que estamos comiendo. A leer las etiquetas para que no nos engañen. En definitiva a aprender a comer además con variedad de combinaciones de los alimentos de siempre y todo sano. Y digo sano , no caro. Hambre Cero. Y psicológicamente ni os cuento. Ha ganado en confianza en sí misma y al estar mejor hace deporte por qué quiere y no por obligación. Gracias Lydia por poner fácil lo que parecía difícil. Os animo a todos a probar. Dar una oportunidad a vuestra salud..... ah ! y una vez aprendes el cambio es para siempre si efectos rebote porque no quieres cambiar. Enhorabuena!!"
Alicia
15 años
Lydia no elabora dietas al uso. Con lydia aprendes a comer, y el concepto de pasar hambre no existe en sus dietas 😀 . Se implica para que consigas tus objetivos y se adapta a tus gustos y necesidades desde el primer momento.
Carla
CrossFit
Mi experiencia con Lydia está siendo muy buena. Se adapta a ti en todo momento (gustos, preferencias y objetivos) con dietas en las que no pasas nada de hambre y lo más importante, aprendiendo a comer. Muy aconsejable
Laura
Médica
Muy contento con los resultados, casi un año con Lydia y he ganado músculo y he perdido casi toda la grasa que me sobraba. Sin pasar hambre!!!
Jose
Atleta CrossFit
Una gran nutricionista. Comencé hace unos meses y gracias a su ayuda estoy logrando objetivos que yo estaba muy lejos de planteármelos. Te elabora un plan nutricional con tus gustos, con mucha variedad y con ayuda de sus recetas. Se implica mucho y te ayuda a conseguir tus objetivos, incluso a mejorarlos.
Iván
Pérdida de peso

Sam, CrossFit

Cuando ya llevaba más de un año entrenando vi que ya no notaba mucho progreso a nivel físico y me puse en manos de un “nutricionista” cuyas pautas eran algo extremistas; ¡me prohibió comer fruta!

Empecé con Lydia después de llevar 3 años en crossfit. Primero me hizo una dieta hipocalórica para perder grasa y una vez llegado al peso objetivo empezamos a subir calorías progresivamente. Con el tiempo me vi mejorar tanto en los entrenamientos como frente al espejo.

Desde un principio Lydia te adapta la dieta a tu ritmo de vida, las comidas que te gustan y las que no y a tus objetivos, en mi caso el rendimiento deportivo. Con ella, además de llegar a mis objetivos, aprendí hábitos de alimentación saludables y a distinguir los alimentos procesados de la comida real.

Gracias a ella estoy en mi mejor forma física y no dudaría en recomendar sus servicios a cualquier persona, tanto para bajar de peso, ganar músculo o mejorar su rendimiento.

Sam, CrossFit

Cuando ya llevaba más de un año entrenando vi que ya no notaba mucho progreso a nivel físico y me puse en manos de un “nutricionista” cuyas pautas eran algo extremistas; ¡me prohibió comer fruta!

Empecé con Lydia después de llevar 3 años en crossfit. Primero me hizo una dieta hipocalórica para perder grasa y una vez llegado al peso objetivo empezamos a subir calorías progresivamente. Con el tiempo me vi mejorar tanto en los entrenamientos como frente al espejo.

Desde un principio Lydia te adapta la dieta a tu ritmo de vida, las comidas que te gustan y las que no y a tus objetivos, en mi caso el rendimiento deportivo.

Con ella, además de llegar a mis objetivos, aprendí hábitos de alimentación saludables y a distinguir los alimentos procesados de la comida real.

Gracias a ella estoy en mi mejor forma física y no dudaría en recomendar sus servicios a cualquier persona, tanto para bajar de peso, ganar músculo o mejorar su rendimiento.

Abraham, vegano

Siempre he sido una persona sedentaria, nada ejercitada y con sobrepeso, con mala salud también (puesto que comía comida procesada y para nada saludable).

Empezar con Lydia y la nutrición supuso un gran avance y todo un mundo nuevo para mí. Aprendí que existen muchos ingredientes malos para la salud, aprendí a controlar qué comer y qué no, incluso que algunas formas de preparar los mismos alimentos pueden provocar  un aumento de peso, aprendí que, aunque fuera vegetariano, podía comer una cantidad de alimentos muy variados.

 Lydia me hizo ver que todo eso podía cambiar y empezamos con ello. Poco a poco, semana tras semana, entrenamiento y buena dieta, he adelgazado más de 30 kilos. Todo gracias al esfuerzo mutuo y la unión del esfuerzo, del entrenamiento y de siempre ver lo positivo de todo.

Gracias a todo ello, mi salud es ahora estupenda. He ganado agilidad, fuerza, flexibilidad, ahora duermo mejor, tengo más energía, y lo más importante, mi asma está mejor, puesto que he perdido peso y ha mejorado. Agradezco mucho todo lo que Lydia ha hecho y hace por mí.

Eva, vegetariana

Nunca antes había ido a una nutricionista, pero fue de las mejores decisiones que he tomado: empezar a ir a consulta con Lydia.

Empecé con una dieta hipocalórica para definir y se adaptó perfectamente a mis necesidades siendo vegetariana. A las pocas semanas ya noté resultados, me sentía más fuerte practicando Crossfit, más enérgica, menos acné y menos grasa corporal.

Al año siguiente, decidí hacer volumen porque tenía unos objetivos diferentes; empecé a practicar Halterofilia, y Lydia me ayudó.

Con cada paso que dábamos me encontraba mejor conmigo misma y mejoraba mis marcas y objetivos en el deporte, pero lo más importante es que he aprendido a comer, no solo comer saludable sino a comer platos increíblemente ricos.

Eva, vegetariana

Nunca antes había ido a una nutricionista, pero fue de las mejores decisiones que he tomado: empezar a ir a consulta con Lydia.

Empecé con una dieta hipocalórica para definir y se adaptó perfectamente a mis necesidades siendo vegetariana. A las pocas semanas ya noté resultados, me sentía más fuerte practicando Crossfit, más enérgica, menos acné y menos grasa corporal.

Al año siguiente, decidí hacer volumen porque tenía unos objetivos diferentes; empecé a practicar Halterofilia, y Lydia me ayudó.

Con cada paso que dábamos me encontraba mejor conmigo misma y mejoraba mis marcas y objetivos en el deporte, pero lo más importante es que he aprendido a comer, no solo comer saludable sino a comer platos increíblemente ricos.

Pablo

Quería bajar de peso y ponerme en forma. Al principio por mi cuenta no conseguía mis objetivos, todo comenzaba por aprender a comer, y eso fue lo primero que me enseñó.

Al ver la dieta lo primero que pensé fue que con la cantidad de comida que había no iba a perder peso, estaba acostumbrado a pensar que hacer dieta era comer poca cantidad y con poca variedad de alimentos.  Eso, y encima se sumaba mi delicadeza intestinal en la que cualquier cosa que comía me sentaba mal.

El resultado fue que  comiendo más que nunca empecé a bajar de peso, de repente mi forma de alimentarme estaba empezando a cambiar, mi intestino dejaba de ser tan irritable y empecé a subir masa muscular poco a poco.

Por mi cuenta había bajado 2 kg en 3 meses llegando a pesar 80kg, con la «dieta» en 6 meses 9 kg menos. A todo esto le sumé hacer deporte, el crossfit, lo mejor que pude hacer.

Fui encontrándome con más energía para afrontar mi día a día y si por cualquier cosa una semana iba regular Lydia me cambiaba la alimentación siempre buscando un equilibrio con el que me pudiera encontrar mejor.

Pablo

Quería bajar de peso y ponerme en forma. Al principio por mi cuenta no conseguía mis objetivos, todo comenzaba por aprender a comer, y eso fue lo primero que me enseñó.

Al ver la dieta lo primero que pensé fue que con la cantidad de comida que había no iba a perder peso, estaba acostumbrado a pensar que hacer dieta era comer poca cantidad y con poca variedad de alimentos.  Eso, y encima se sumaba mi delicadeza intestinal en la que cualquier cosa que comía me sentaba mal.

El resultado fue que  comiendo más que nunca empecé a bajar de peso, de repente mi forma de alimentarme estaba empezando a cambiar, mi intestino dejaba de ser tan irritable y empecé a subir masa muscular poco a poco.

Por mi cuenta había bajado 2 kg en 3 meses llegando a pesar 80kg, con la «dieta» en 6 meses 9 kg menos. A todo esto le sumé hacer deporte, el crossfit, lo mejor que pude hacer.

Fui encontrándome con más energía para afrontar mi día a día y si por cualquier cosa una semana iba regular Lydia me cambiaba la alimentación siempre buscando un equilibrio con el que me pudiera encontrar mejor

Jose Luis

Me hablaron muy bien de Lydia, pero al principio lo deje pasar, pensé que sería otra dieta de esas que te dejan delgado y flojo en 5 ó 6 meses, y no me interesé.

 Yo pensé que con la edad que tenia  y los hábitos de comida no podría adelgazar, pues comía poco pero picoteaba a todas horas. Soy comercial,  a penas como en casa, paso la mayor parte del tiempo sentado y además, me encanta la cerveza.

He probado varias dietas en las que bajaba de peso rápidamente pero me quedaba muy flojo y cansado, además volvía a coger peso enseguida,  hasta que me metí en 99kg. Esto ya era preocupante, además me sentía lento y pesado asi que me decidí a cambiar. Fué así como pedí una cita.

Lo primero que le dije es que no quería quedarme flojo y con una barriga colgante, pues cuando tienes una edad, la piel no se encoje fácilmente.

Lydia me hizo una dieta personalizada y controlando los alimentos en relación al horario de trabajo que tengo, tuve que cambiar los hábitos de alimentación poniendo voluntad, pero poco a poco veía resultados (y sin dejar la cerveza, bueno reduciéndola) pues con el control de la grasa corporal y la muscular adelgacé paulatinamente sin perder ni fuerza ni flacidez, eso sí, me aconsejo hacer un poco de ejercicio y viendo la opciones que tenía me apunté a Pilates.

Estoy muy contento conmigo mismo y os recomiendo a Lydia porque sin su asesoramiento personalizado no lo hubiera conseguido, mi opinión de las dietas ha cambiado y mi talla mucho más…. ¡he perdido 10 kilos!

Jose Luis

Me hablaron muy bien de Lydia, pero al principio lo deje pasar, pensé que sería otra dieta de esas que te dejan delgado y flojo en 5 ó 6 meses y no me interesé.

 Yo pensé que con la edad que tenia  y los hábitos de comida no podría adelgazar, pues comía poco pero picoteaba a todas horas, soy comercial  a penas como en casa y paso la mayor parte del tiempo sentado y además, me encanta la cerveza.

He probado varias dietas en las que bajaba de peso rápidamente pero me quedaba muy flojo y cansado, además volvía a coger peso enseguida,  hasta que me metí en 99kg. Esto ya era preocupante, además me sentía lento y pesado y me decidí a cambiar. Así que pedí una cita.

Lo primero que le dije es que no quería  quedarme flojo y con una barriga colgante, pues cuando tienes una edad la piel no se encoje fácilmente.

Lydia me hizo una dieta personalizada y controlando los alimentos en relación al horario de trabajo que tengo, tuve que cambiar los hábitos de alimentación poniendo voluntad, pero poco a poco veía resultados (y sin dejar la cerveza, bueno reduciéndola) pues con el control de la grasa corporal y la muscular adelgacé paulatinamente sin perder ni fuerza ni flacidez, eso sí, me aconsejo hacer un poco de ejercicio y viendo la opciones que tenía me apunté a Pilates.

Estoy muy contento conmigo mismo y os recomiendo a Lydia porque sin su asesoramiento personalizado no lo hubiera conseguido, mi opinión de las dietas ha cambiado y mi talla mucho más…. ¡he perdido 10 kilos!

Wilson, halterofilia

Llevo 3 años realizando deporte (halterofilia) y desde hace un año y medio empecé a competir. A partir de entonces tenía un claro objetivo, llegar a mi categoría de peso. Estuve varios meses intentándolo y no sabía cómo podía dar más de mí. Aquí empieza mi historia con Lydia. 

Desde el primer día me trasmitió confianza y seguridad, me explico de manera clara y sencilla el por qué de mi falta de resultados a pesar de mis “buenos hábitos” alimenticios que yo creía tener.

Le expuse mi rutina laboral y de entrenamiento, los alimentos que normalmente ingería, con toda esa información ella adaptó una dieta en la cual yo podía seguir comiendo mis alimentos favoritos según mis necesidades.

Mi principal objetivo era entrar en la categoría de -69kg, en mi primera visita pesaba 78.1 kg y puedo decir a día de hoy que mi objetivo se ha cumplido. 

A través de ella he descubierto que se puede comer de forma saludable sin pasar hambre y además adaptado a mis costumbres latinas. 

Anteriormente, mis veranos eran muy pesados, pues en verano trabajo de camarero todos los días. Llevo mucho desgaste energético y con lo cual siempre he perdido mucha fuerza física, pero este verano ha sido totalmente diferente, no he notado pérdida de fuerza,  no he dejado de entrenar y me siento con mucha energía.

Sandra, pruebas policía

Después de haber pasado por varias personas que decían ser profesionales del sector, no conseguía saber qué es lo que mi cuerpo realmente necesitaba y siempre tendía a comer menos de lo necesario sin conseguír los resultados que yo esperaba por mucho que me esforzara. 

Un día me apunté a CrossFit, coincidí con Lydia, estuvimos hablando y no dudé en ponerme en sus manos. Concertamos una primera cita, en la que me hizo multitud de preguntas realmente significativas para encontrar la dieta adecuada.

Durante los meses que estuve con ella no recuerdo haber pasado ansiedad ni por ningún alimento en concreto, ni si quiera porque llegara ese salto de dieta que la mayoría espera con ansia (y meses atrás por supuesto que yo también).

 Con su ayuda encontré la versión saludable de la mayoría de mis comidas preferidas por lo que me gustaba lo que comía en mi día a día. ¡Era una dieta real! Variada, adaptada a mi, a mis requerimientos, gustos y necesidades, sin alimentos prohibidos, suplementos mágicos ni historias raras… cualquier duda o descontento que tuviera se lo decía en toda confianza y ella me lo resolvía

Sandra, pruebas policía

Después de haber pasado por varias personas que decían ser profesionales del sector, no conseguía saber qué es lo que mi cuerpo realmente necesitaba y siempre tendía a comer menos de lo necesario sin conseguír los resultados que yo esperaba por mucho que me esforzara. 

Un día me apunté a CrossFit, coincidí con Lydia, estuvimos hablando y no dudé en ponerme en sus manos. Concertamos una primera cita, en la que me hizo multitud de preguntas realmente significativas para encontrar la dieta adecuada.

Durante los meses que estuve con ella no recuerdo haber pasado ansiedad ni por ningún alimento en concreto, ni si quiera porque llegara ese salto de dieta que la mayoría espera con ansia (y meses atrás por supuesto que yo también).

 Con su ayuda encontré la versión saludable de la mayoría de mis comidas preferidas por lo que me gustaba lo que comía en mi día a día. ¡Era una dieta real! Variada, adaptada a mi, a mis requerimientos, gustos y necesidades, sin alimentos prohibidos, suplementos mágicos ni historias raras… cualquier duda o descontento que tuviera se lo decía en toda confianza y ella me lo resolvía. 

Rafa

Estaba harto de todo tipo de dietas que al principio pierdes mucho y luego ganas mucho más del que has perdido.  Durante mi vida, he hecho dietas con “profesionales” y con cosas que te pasan amigos.

Desde hace tres años estoy practicando CrossFit. Yo tomaba todo tipo de suplementación: bccas, proteínas, pre-entrenos etc. Todo asesorado por una tienda que solo valen para sacarte el dinero.  Me hice una analítica y a pesar de practicar Crossfit 3 o 4 veces por semana no me me sacaron colesterol y marcadores del hígado altos.

Entonces oí hablar de Lydia que era una chica nutricionista que entrena en el box, decidí hablar con ella y me puse en sus manos. Lydia es una chica muy agradable y  una gran profesional en su trabajo, pues me adapto la dieta a mi ritmo de día y en muy poco tiempo no te los resultados. No sólo yo sino que mis compañeros, familiares y clientes me lo decían. 

Estoy muy contento porque me siento mucho mejor desde que estoy con ella, he bajado de peso y mis compis del CrossFit lo flipan porque en 6 meses he cambiado mucho más que en los otros 2 años y medio que llevaba entrenando.  

Nazaniel

Llevo años intentando conseguir mis objetivos y nunca lo conseguía. He ido de cabeza de un nutricionista a otro sin obtener resultados tal vez porque la manera de trabajar de estos no me ha ido bien. Desde que empecé con Lydia estoy aprendiendo a comer de manera saludable no son dietas pesada, aburridas ni tediosas. Además el trato personal con ella es excepcional, muy muy recomendada.

Nazaniel

Llevo años intentando conseguir mis objetivos y nunca lo conseguía. He ido de cabeza de un nutricionista a otro sin obtener resultados tal vez porque la manera de trabajar de estos no me ha ido bien. Desde que empecé con Lydia estoy aprendiendo a comer de manera saludable no son dietas pesada, aburridas ni tediosas. Además el trato personal con ella es excepcional, muy muy recomendada

Alex, pruebas bombero

Empece con Lydia en agosto de 2019 para prepararme unas oposiciones a bombero, tuve las pruebas físicas en marzo de 2020, con solo 7 meses me ha transformado por completo, no solo las pasé sino que obtuve muy buenas notas, todo esto sin pasar hambre, al revés nunca había comido tanto. Así que la recomiendo 100%, muy simpática, muy atenta y sobre todo muy profesional, esta pendiente de ti para que llegues a tu objetivo.

Belén, CrossFit

Creo que es muy común que todos siempre tengamos la idea de adelgazar, o estar más fuertes, más definidos, más grandes, … pero también creo que muchas veces esa idea se queda olvidaba por el camino, o que aprendemos a vivir con ella.

Lydia, en mi caso, fue la persona que cogió esa idea y me ayudó a ejecutarla. En todo momento me estuvo apoyando, siempre anteponiendo mi salud, y la que me enseñó otro tipo de alimentos que a día de hoy siguen formando parte de mi dieta. Lo único que puedo decir es que la elegiría mil veces más!

Belén, CrossFit

Creo que es muy común que todos siempre tengamos la idea de adelgazar, o estar más fuertes, más definidos, más grandes, … pero también creo que muchas veces esa idea se queda olvidaba por el camino, o que aprendemos a vivir con ella.

Lydia, en mi caso, fue la persona que cogió esa idea y me ayudó a ejecutarla. En todo momento me estuvo apoyando, siempre anteponiendo mi salud, y la que me enseñó otro tipo de alimentos que a día de hoy siguen formando parte de mi dieta. Lo único que puedo decir es que la elegiría mil veces más!

Elena

Foto de Lydia Malbouires

Podría comenzar mi historia, con la típica frase de “Hola, soy Elena y ésta es mi historia”, pero no, comenzaré diciendo que Lydia ayudó a cambiarme la vida.

Empecé con Lydia por el mes de febrero o marzo, venía de otra nutricionista (la cual no era empática), de las navidades y de la mala alimentación que éstas conllevan. Cuando me enteré de que era nutricionista en el box donde entreno, empecé a fijarme más en quién entraba y salía de la consulta, y los cambios que en esas personas se producían, así que me animé a ponerme en contacto con ella.

La primera visita fue la toma de contacto, de conocernos y de sentir que esa persona era “para mí” y así fue, cuando salí de la consulta supe que ella era “Mi nutri”. Adaptó la alimentación a mi forma de vida, a mi rutina y a mi vida cotidiana, es decir, a mis necesidades de ese momento, pero no con el objetivo de perder peso, aunque ese sí que era mi objetivo, aunque luego sin quererlo, pasó a un segundo plano, sino, con el objetivo de inculcarme una alimentación saludable, de inculcarme un estilo de vida, no una dieta “milagro”. Y eso fue lo que pasó, Lydia, ayudó a cambiarme la vida. Me enseñó las bases de una alimentación sana, la cual no tiene que ir reñida con comer chocolate, helados o azúcar, solo hay que saber conjugar todos los alimentos para crear la combinación perfecta.

Durante este proceso de enseñanza, también tuve un proceso de transición en un doble sentido; por un lado, educarme a mí misma en controlar mis emociones, ya que éstas siempre han ido ligadas a la comida; y por otro lado dejé de comer carne por convicción o por responsabilidad. En ambos procesos Lydia fue un gran apoyo, en el primero, porque supo introducirme alimentos sanos para calmar mi ansia y reeducarme; y en el segundo, porque poco a poco fue eliminando la carne, según mi demanda, e introduciendo otro tipo de alimentos y recetas para mi nueva condición. Este apoyo fue fundamental porque fué de las pocas personas que no juzgó mi decisión y me ayudó en ella.

Con ella he perdido 6kg, sin darme cuenta, sin esfuerzo, sin ansiedad y con ganas de probar las recetas nuevas. También he ganado vitalidad en mi día a día, y lo más importante un estilo de vida diferente. En mi casa no hay alimentos precocinados, todo es natural (o lo más natural que se pueda) y a partir de ahí yo hago mis elaboraciones, porque al fin y al cabo es cierta la frase de “somos lo que comemos”.

Ella es una persona, que pese a ser tan joven, transmite conocimientos, serenidad y lo más importante empatía. Le gusta su trabajo, y eso se nota en la forma en la que nos trata y nos atiende. Se vuelca con sus pacientes.

Hoy por hoy puedo decir, que Lydia es “mi nutri” y que ha entrado en mi vida para quedarse.

Cuéntame cómo quieres que te ayude, te responderé en menos de 24 horas 🙂

Call Now Button